Entre 1992 y 2000, la superficie sembrada de parchita se incrementó a una tasa de 1,4% anual, pasando de 1.069 ha a 1.119 ha (cálculos basados en información de CCI) (Tabla 2). La reducción en el área sembrada que se presentó en Antioquía a partir de 1998, fue compensada con el ingreso de importantes áreas en los departa­mentos de Caldas, Huila, Quindío y Santander.
Tabla 2. Area sembrada (ha) en parchita, discriminada por departamentos

1992
1994
1996
1998
2000
Antioquía
550
590
790
757
70
Boyacá
3
7


19
Caldas



6
100
Chocó



57
57
Cundinamarca
20


24
29
Huila
6


7
43
Quindío
4
9
27
69
165
Risaralda
53
45
48
73
82
Santander


58

70
Valle
433
477
416
569
556
Total
1.069
1.128
1.339
1.545
1.191

Cálculos propios a partir de los datos del Sistemas de Información Estratégica del Sector Agroalimentario (SIESA) de la CCI
Entre 1992 y 2000, la producción nacional de parchita se incrementó a una tasa de 3,2% anual, pasando de 11.572 t a 14.501 t (cálculos basados en información de CCI). A partir de 1998, se registró una caída drástica en la producción nacional, equivalente a 41,2% en el área y 39,7% en la producción (CCI, 2001), debido a la práctica desaparición del cultivo en Antioquía, donde pasó de 757 ha en 1998 a 30 ha en 1999 (CCI, 2001), por efecto de la enfermedad denominada `secadera' (Bernal y Tamayo, 1999).